Periodo Pleistoceno. Fosiles de Megamamiferos.  PaleoArgentina Web
 
 
   

El Portal Paleontologico mas completo de lengua hispana. Gracias por visitarnos y esperamos su colaboracion.

 

PaleoArgentina - Portal Paleontológico

I Pagina Principal I Presentación I Agregar en Mis Favoritos I Imprimir  I Copyright  I Correo I Colabore I Gmail I Grupo Paleo I

 

 

PaleoGuia del Periodo Pleistoceno: Galería 1 de 2.

Paleofauna autóctona de Sudamérica.

El Periodo Pleistoceno abarca los desde los 2,5 millones de años hasta los 10 mil años antes del presente. Se halla representado por cuatro edades.

La edad "Marplatense" la cual ya fue descripta anteriormente, debido a que se encuentra en un lapso intermedio con el Plioceno, abarca de los 3,3 a 1,9 millones de años, cuyos afloramientos se pueden observar en las barrancas costeras entre la ciudad de Mar del Plata y Miramar. La edad "Ensenadense" corresponde a sedimentos cuyas antigüedad es son de 1,8 millones de años a 700 mil años. La edad "Bonaerense" corresponde a un lapso entre 700 mil a 130 mil años atrás. La ultima edad del Pleistoceno es la "Lujanense", con una antigüedad entre 130 mil a 8 mil años, ya ingresando al Periodo Holoceno, época donde se extingue las grandes mamíferos y sobreviven los actuales. Todas las edades ya numeradas están representadas en las formaciones geológicas entre las localidades de Santa Clara del Mar y Monte Hermoso, Provincia de Buenos Aires, Argentina, cuyo registro fosilífero y estratigráfico son unos de los mas importantes del Cenozoico de todo el Mundo. Durante los últimos 2 millones de años se produjo un descenso del nivel del mar hasta alcanzar su actual nivel, después de varios sucesos significativos. En este periodo vivieron tal vez, las criaturas mas grandes y raras de toda la Era Cenozoica. Pero presenta una paradoja, pues se extinguen el 96 % de la Megafauna Sudamericana y aquellas de origen norteamericano, ocurrido en un lapso de tiempo entre los 12 y 10 mil años. La causa de este fenómeno de extinción no se conoce a ciencia cierta, pero uno de los sospechosos es la llegada

de otra especie invasora y de caminar bípeda, conocida como Homo sapiens, quienes pudieron cazar a estos enormes animales, pero en realidad no hay evidencia de cacerías abruptas y discriminadas para señalar al hombre como la mayor amenaza para estos gigantes. Los cambios climáticos muy marcados pudieron ayudar, ya que hay notable información de un evento agudo ocurrido entre los 8 y 6 mil años.

Toxodon platensis. Owen, 1837.  

toxodon platensis toxodon platensis toxodon platensis toxodon platensis toxodon platensis toxodon platensis toxodon platensis

Esqueleto de Toxodon platensis en el Museo Paleontologico Egidio Feruglio (MEF).

Reconstrucción de Toxodon platensis por el Museólogo y dibujante Daniel Boh.

toxodon toxodon toxodon toxodon toxodon toxodon toxodon toxodon toxodon toxodon toxodon toxodon toxodon toxodon

Esqueleto de Toxodon en el Museo Argentino de Ciencias Naturales, Buenos Aires (MACN).

Cráneo y mandíbula exhibido en el Museo Municipal Punta Hermengo de Miramar.

Mamífero Notoungulado. Su nombre significa "diente de arco". El aislamiento geográfico de América del sur, permitió el desarrollo gradual de mamíferos muy extraños, los cuales se diversificaron ocupando  distintos ambientes. El Toxodon llego a medir unos 3 metros de largo y una masa estimada de 1 tonelada. El cráneo de este animal tiene un tamaño de 70 centímetros y sus mandíbulas provista de  incisivos de crecimiento continuo, cuyos esmaltes se representan en fajas longitudinales. Se asemejaban a los actuales hipopótamos y rinocerontes, pero sin parentesco alguno, es otro ejemplo de evolución paralela o convergencia adaptativa, cuando dos especies totalmente aislados comparten nichos ecológicos similares, desarrollando algunos rasgos morfológicos notablemente parecidos. Su hábitat estaba conformado por llanuras abiertas y frondosos pantanos, alimentándose principalmente de vegetales, los cuales, podían ser extraídos con sus mandíbulas en forma de "pala". Otros autores sostienen que se tratan de animales de condiciones semiáridas, ya que sus restos se han rescatado de zonas algo aridas, como por ejemplo: en la localidad de Sayape, Provincia de San Luis y Caleufu en La Pampa. Así mismo, en la localidad de Tres Arroyos en la Provincia de Buenos Aires se ha descubierto la presencia del genero Toxodon asociado a restos culturales en un sitio Arqueológico, como así también, se dio a conocer a principios de este siglo, el hallazgo de un fémur de Toxodon con una punta de proyectil incrustada en el, descubierta en la ciudad de Miramar y generando hasta nuestros días notables polémicas entre la comunidad científica. Fue uno de los Notoungulados mas comunes del Pleistoceno pampeano Argentino.


Macrauchenia patachonica. Owen, 1838.

Macrauchenia patachonica Macrauchenia patachonica Macrauchenia patachonica Macrauchenia patachonica Macrauchenia

Esqueleto en el MACN y pata de tres dedos.

Reconstrucción de Macrauchenia por Daniel Boh.

Mamífero Notoungulado. Su aspecto en vida es digno de una película de ciencia ficción. Su nombre significa "cuello largo" y es otra especie del orden "Notoungulata". Sus dimensiones eran semejantes al de los camellos actuales, pero los orificios nasales y una gran fosa elíptica señala la presencia de una trompa, algo mas larga que la del tapir actual. Poseía largas patas y pies ungulados, provistos de tres dígitos. Es probable que no corriera con mucha velocidad, ya que las proporciones de las patas traseras estaban invertidas, como ocurren con los animales no corredores, por ejemplo, la jirafa. Su alimentación estaba basada en vegetales de zonas pantanosas donde pasaba la mayor parte de su tiempo, y del pastoreo.  Los molares superiores son de sección cuadrangular de corona alta. Se extinguió a fines del Pleistoceno y principios del Holoceno.


Megatherium americanum. Cuvier, 1796.

megatherium americanum megatherium americanum megatherium americanum megatherium americanum megatherium

Esqueleto montado en el Museo Argentino de Ciencias Naturales de Buenos Aires "Bernardino Rivadavia". Al lado, uno de los dos esqueletos de Megaterio exhibidos en el Museo de La Plata. El técnico Mariano Magnussen Saffer junto a un cráneo de Megaterio en el Museo Municipal de Ciencias Naturales `"Lorenzo Scaglia" de Mar del Plata

 

Cráneo completo de Megaterio.

Huellas de Megatherium en Pehuen Co.

Reconstrucción de Megaterio.

 
 

 
 

Huellas de Megatherium en Pehuen Co.

 

Mamífero Xenarthro. Los "Pilosa" en la actualidad se encuentran representados por mamíferos pequeños y medianos, como osos hormigueros y perezosos de tres dedos, pero en el Pleistoceno habitaron nuestro territorio formas gigantescas, El Megatherium fue uno de ellos. Su nombre significa "bestia grande" y sin dudas fue el animal terrestre mas grande que habito en la región pampeana, donde se han rescatado sus principales restos. Superaba los 4,5 metros de altura cuando se paraba sobre sus patas traseras y con su larga y robusta cola  formando una especie de "trípode". El peso estimado de esta especie es de 5 toneladas, algo así como dos elefantes. Su cuerpo estaba recubierto por una fuerte pelambre. Sus patas delanteras eran largas y fuertes, acompañadas por cuatro garras, lo que le permitía acceder de mejor manera a los vegetales que formaban parte de su dieta. En la localidad de Pehun-co, Provincia de Buenos Aires, se hallo un yacimiento paleoicnologico con huellas dejadas por este enorme animal hace unos 11 mil años. 


Mylodon darwinii.

mylodon darwinii mylodon darwinii mylodon darwinii mylodon darwinii mylodon darwinii mylodon darwinii mylodon darwinii

   

Esqueleto, piel y excrementos exhibidos en el Museo Argentino de Ciencias Naturales de Buenos Aires y Museo de La Plata. Por ultimo una reconstrucción.

Mamífero Xenarthro. Era un "Pilosa" de menor tamaño que el anterior y con cierta semejanza. Se alimentaba de vegetales y tenia unos 5 metros de largo por 2 de alto. El Museo de la Universidad Nacional de La Plata exhibe en sus salas, un trozo de cuero momificado de Mylodon, mientras que en el Museo Argentino de Ciencias Naturales de Buenos Aires se exhiben otros dos restos momificados en los que se observan mejor los detalles. Este singular hallazgo casual  fue realizado a fines del siglo pasado. Proviene de una caverna en el Seno de la Ultima Esperanza, donde también fueron encontrados excrementos del animal y huesos de gran tamaño diseminados en sedimentos que incluían restos de carbón. Lo asombroso de este descubrimiento, es que la pieza única permitió conocer la estructura del cuero de estos animales, que en su interior alojaba pequeños huesecillos subesfericos (placas dérmicas) que si bien permitían flexibilidad a la piel, convertían al Mylodon en un verdadero acorazado. Los Paleontólogos creen que esta adaptación en la piel la tuvieron sus antecesores del Paleoceno o tal vez antes, dando origen a los acorazados Dasipodidos y Gliptodontidos. En otros sitios de la Patagonia Chilena y Patagonia Argentina se han hallado además de la piel y bosta, huesos con tejidos y huesos quemados. Un hallazgo realizado en la localidad de Tres Arroyos, Provincia de Buenos Aires, permitieron comprobar que los Milodontes habían sido cazados y consumidos junto a otros gigantes por grupos humanos prehistóricos.


Lestodon arnatus. Gervais, 1855.

lestodon arnatus lestodon arnatus lestodon arnatus lestodon arnatus estodon arnatus lestodon arnatus lestodon arnatus lestodon

 
Ilustración del gigantesco Lestodonte por Daniel Boh.   Esqueleto en el Museo de La Plata.
     
 
Cráneo de Lestodon en el Museo de La Plata.   Esqueleto completo de Lestodonte.

Mamífero Xenarthro. Fue otro gran "Xenarthro" del Pleistoceno. Al igual que sus parientes era un herbívoro, el cual recogía su comida a orillas de los pantanos o causes fluviales. Era muy grande, pero menor que el Megatherium. Media aproximadamente unos 4 metros de longitud. Su cráneo tenia una región rostral muy ensanchada. Los huesos de sus miembros eran grandes y gruesos. Su dentición era simple, pero resaltaban hacia afuera de la boca unos caniniformes muy grandes, lo que se convertía en una defensa contra los posibles depredadores. Su masa estimada es de 2,5 toneladas. 


Scelidotherium leptocephalum.

Scelidotherium Scelidotherium Scelidotherium Scelidotherium Scelidotherium Scelidotherium Scelidotherium Scelidotherium

 

Esqueleto del Museo de La Plata (izq) y reconstrucción de Scelidotherium por el dibujante Daniel Boh.

     

Cráneos de Sceliditherium adulto y su cría, encontrados juntos. Preservados en el Museo Punta Hermengo de Miramar.

 

Cráneo y mandíbula de Scelidotherium preservado en el Museo Municipal "Punta Hermengo" de la ciudad de Miramar. El ejemplar procede del Pleistoceno de la localidad de Mar del Sud (Partido de General Alvarado)

     

 

Gigantesca paleocueva atribuida a Scelidotherium, hallado por el director de Grupo Paleo (der). Reconstrucción 1:1 de Scelidotherium en el Museo de Monte Hermoso.

Mamífero Xenarthro. De tamaño menor y del grupo de los Xenarthros (perezosos) mencionados anteriormente fueron los mamíferos mas comunes del paisaje Pleistocenico, ya que son muy abundantes en los depósitos sedimentarios de este periodo. Tenia 1,7  metros de alto y 3,5 de largo. Su peso estimado es de una tonelada. El cráneo es alargado, bajo y estrecho, con un rostro proyectado hacia adelante. Su alimentación consistía de vegetales que hallaba en áreas secas. Recientemente se pudo saber por varios hallazgos realizados por el Museo de Ciencias Naturales de Mar del Plata (ver notas de divulgación)  que estos enormes mamíferos cavaban madrigueras, las cuales realizaban para refugiarse, o bien para invernar, ya que es posible que tuvieran un metabolismo muy bajo, logrando una temperatura constante de 15° c en su interior. Una de ellas media 40 metros de largo con un diámetro de 1,8 de donde se rescataron numerosos moldes de las garras entre otras evidencias. Un hecho muy llamativo fue encontrar una cueva con restos fósiles de un Scelidotherium y tres esqueletos de Arctotherium (un oso prehistórico) los cuales quedaron atrapados a derrumbarse esta. Este animal de notables proporciones desaparece del registro fosilífero hace unos 50 mil años atrás. Los restos de Scelidotherium son tal vez, los fósiles de grandes mamíferos mas comunes en la región pampeana. Hace unos años se extrajeron dos esqueletos completos al sur de la localidad de Centinela del Mar en el Partido de General Alvarado, otro de la localidad fosilífera de Camet norte, Partido de Mar Chiquita y una hembra adulta abrazando su cría en la localidad de Mar del Sud, preservados en el Museo Municipal Punta Hermengo de la ciudad de Miramar.


Glossotherium robustum. Gervais, 1855.

glossotherium robustum glossotherium robustum glossotherium robustum glossotherium robustum glossotherium robustum

Esqueleto adulto y juvenil en el Museo de La Plata.

Reconstrucción de Glosoterio.

Mamífero Xenarthro. Fue un Xenarthro corpulento, con cabeza grande y una cola larga y pesada. Los pies largos y con garras envueltas hacia adentro al igual que los otros Pilosa ya descriptos, por lo tanto caminaba apoyando sus nudillos. Es probable de que pudiera ponerse en dos patas y mantener el equilibrio con la cola, utilizando sus garras para llevarse el alimento a la boca. Tenia 4 metros de largo y 1,7 de alto. Su masa estimada fue de una tonelada y su extinción ocurrió durante el Holoceno medio, hace 6 mil años antes del presente.


Glyptodontidos.

gliptodonte gliptodonte gliptodonte gliptodonte gliptodonte gliptodonte gliptodonte gliptodonte gliptodonte

Esqueleto (sin coraza) de Glyptodon clavipes, en el Museo Argentino de Ciencias Naturales.

Extracción de un Glyptodon clavipes del Pleistoceno por el Museo Municipal Punta Hermengo de  Miramar.

Esqueleto de Glyptodon clavipes completo. Imagen de archivo.

     

Ejemplar de Glyptodon clavipes junto a dos niños. Imagen de archivo.

Doedicurus tuberculatus. Ejemplar completo en el Museo de La Plata.

Sclerocalytus ornatus, en el Museo de Cs Nat de Mar del Plata, montado por Marcelo Castillo.

     

Glyptodon munizii montado en el Museo L. Scaglia

Mariano Magnussen Saffer, junto a un ejemplar en pleno montaje.

Tres especies distintas de Glyptodontidos en el Museo de La Plata.

     

Sclerocalyptus ornatus, según el dibujante Daniel Boh.

Glyptodon clavipes. Reconstrucción del paleoartista Daniel Boh

Reconstrucción en vivo de Glyptodon clavipes y Doedicurus tuberculatus en la región pampeana

Mamífero Xenarthro. Es tal vez la familia extinguida mas popular de todos los mamíferos fósiles, cuyo nombre significa "diente tallado" (alude a la compleja forma de sus dientes). La característica principal de este grupo es su coraza, la cual no poseía bandas móviles como el anterior, lo que limitaba sus movimientos, formadas por placas óseas circulares e irregulares que embonaban como un mosaico. Patas cortas y robustas. Su origen se remonta al Eoceno, hace 45 millones de años, pero recién al final del Plioceno y durante todo el Pleistoceno tuvieron una gran diversidad, formas y tamaños. Al parecer no se alimentaban de hormigas como sus parientes modernos, sino de pastos y otras plantas duras. Se conocen alrededor de 30 especies de "glyptodontidos", los cuales presentan tres formas fundamentales, las que explicaremos a continuación con ejemplos. Sclerocalytus ornatus, fue la mas pequeña de todas las especies. Tenia un caparazón alargado y bajo. Su cabeza estaba protegida por un escudete óseo y su cola recubierta por cuatro anillos óseos y un tuvo largo y cilíndrico. Peso unos 250 kilogramos. Glyptodon clavipes, tenia tres metros de largo y 1,4 de alto. Su cráneo estaba protegido por una coraza cefálica y su cola estaba formada por una serie de anillos móviles de diámetro decreciente. Su masa estimada es de 1,5 toneladas. Doedicurus tuberculatus, fue la especie de mayor tamaño. Tenia 4,3 metros de largo y 2 metros de alto, Su cola estaba formada por cuatro anillos, un tuvo cilíndrico y en su termino una masa ósea con púas corneas, convirtiéndose en una técnica de defensa contra los habituales depredadores. Su masa estimada en vida es de 2 toneladas. Todas las especies se extinguieron sin dejar representantes.


Pampatherium typum.  Ameghino, 1937.

pampatherium typum pampatherium typum pampatherium typum pampatherium typum pampatherium typum pampatherium

Comparación de un placa de la coraza con una moneda. Cráneo completo y coraza articulada.

Mamífero Cingulata. La familia de los "Dasipodidos" agrupa a animales cuyos cuerpos se hallan protegidos por una coraza ósea y placas dérmicas, la que se divide en dos partes, una la coraza escapular y la otra la coraza pélvica, separadas por varias bandas móviles que varían en su cantidad según la especie. En la actualidad se encuentran representados por mamíferos de pequeño tamaño como los peludos y las mulitas. Durante la era Cuaternaria vivió una mulita gigante llamada Pampatherium, cuyo nombre significa "bestia de la pampa". Es probable que su peso fuese de unos 225 kilogramos y superaba los 2,5 metros de longitud. Poseía un caparazón con bandas móviles, lo que le permitía realizar movimientos rápidos y variados, facilitando la excavación de largas galerías donde pasaría la mayor parte de su tiempo. Los registros mas antiguos de un Pampatheriidae provienen de la región pampeana para el Plio-Pleistoceno es relativamente pobre, aunque son algo mas frecuentes en el Mio-Plioceno de Mesopotamia por el genero Kraglievichia y de la región Sudandina por el genero Vassalia. En los últimos años, los investigadores lo incluyen dentro de la familia Dasypodidae como lo planteo en su momento Ameghino. Suponemos que su alimentación era variada, desde gusanos, huevos, vegetales y no desperdiciaría la  carroña, demostrado por sus raros dientes. De hecho, la existencia en sus molariformes de una cresta axial de dentina compacta indicaría que los Pampaterios se alimentarían mayormente de vegetales duros, o altamente abrasivos, como las gramíneas. Pampatherium typum se extiende, en la Argentina, durante todo el Ensenadense y Lujanense. Geográficamente, en la Argentina, se lo ha exhumado en las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, Corrientes y Formosa. Fuera de la Argentina, sus restos han sido exhumados en la República Oriental del Uruguay y en Bolivia, en las localidades del Tarija y Papua . En términos generales se lo ha asociado, al igual que los Glyptodontidae, a ambientes abiertos y pastizales.


Quiróptero ident. (Material actualmente en estudio, 2001)

 

Aspecto que presentaría posiblemente el cráneo de Quiróptero hallado recientemente en Necochea, semejante a los actuales. 

 

Reconstrucción tentativa del Quiroptero procedente del Pleistoceno bonaerense, que se halla en estudio actualmente.

Mamífero Quiróptero. Es un orden completamente aislado e inconfundible con otros vertebrados superiores, el cual agrupa a murciélagos y vampiros. Por su aparato dentario parece ligarse a los Sarcobonos, pero la forma de los miembros y las funciones que desempeñan, lo aíslan de estos de modo absoluto. Desde el punto de vista Paleontológico es muy poco lo que podemos decir de ellos, pues en Argentina nunca  se han hallado restos fósiles pertenecientes a este Orden, con acepción de un ejemplar recuperado del interior de una egagropila fosilizada del Pleistoceno en el año 2001, que aun se halla en estudio (Ver Notas de Divulgación). Se conocen en Sudamérica tres individuos algo completos, y otros restos mas antiguos en Norteamérica y Europa, cuyos restos son muy semejantes a las especies vivientes, lo que señala un origen Mesozoico superior.


Geochelone praestans. Fitzinger, 1835.
Geochelone Geochelone Geochelone Geochelone Geochelone   Geochelone Geochelone Geochelone Geochelone
 

Coraza fósil de una especie morfológicamente similar a Geochelone.

 

Reconstrucción en vivo de Geochelone.

Reptil. Los restos de tortugas fósiles del Pleistoceno son relativamente pobres a relación de otros vertebrados de la época, y son muy parecidos a las especies vivientes. La forma del cuerpo depende del caparazón óseo, que cubre la espalda y el vientre, se fija en las costillas y en otras parte del esqueleto, por ejemplo en la pelvis. Sus extremidades están recubiertas por grandes escamas imbricadas que resultan mayores en la zona posterior del muslo, donde, ocasionalmente, aparecen unos tubérculos. Otros tubérculos córneos muy ostensibles se localizan en la articulación del brazo con el antebrazo de los machos. Al parecer, estas cumplían una importante función durante el apareamiento, pues sirven para que el macho pueda erguirse al caparazón de las hembras. Las extremidades anteriores presentan cinco fuertes uñas, mientras las traseras poseen solo cuatro. Sus mandíbulas tienen forma de pico con dos cúspides y borde denticulado, el que servia para para cortar o arrancar vegetales duros de zonas generalmente áridas. Algunos restos de tortugas fósiles se hallaron en la localidad de Centinela del Mar, a unos 65 kilómetros al S.E de la ciudad de Miramar, por personal de la Facultad de Ciencias Naturales y Museo de la Universidad Nacional de La Plata.


El gran intercambio biótico americano fue el suceso que acaeció durante los últimos 3 millones de años, cuando se  restableciera la unión de Sudamérica con el resto   del  continente. Este evento geológico posibilito que la fauna  de América del su desplazara hacia el hemisferio norte, y la de este, hacia hemisferio sur. Así fue que  hacia el norte se movilizaron los grandes Gliptodontes, Megaterios, Toxodontes etc.  en tanto que los emigrantes del norte llegaron a nuestras tierras fueron los Cervidos, Mastodontes, Hippidion y carnívoros como osos y tigres dientes de sable. El impacto de este fluido intercambio trajo aparejadas consecuencia dramáticas, como la competencia por los nichos ecológicos, la falta de readaptación, enfermedades etc, logrando la disminución de especies autóctonas, algunas llevadas  a la extinción.

Protocyon scagliarum. Kraglievich, 1952

Cráneo y mandíbula del canido Canis gezi (MACN), semejante a Protocyon scagliarum y reconstrucción

Mamífero Carnívoro.  Fue un canido invasor muy importante en Sudamérica con apariencia de lobo, del cual se conocen numerosos restos fósiles durante este periodo. Este genero vivió hasta mediados del Holoceno y mucho restos de este,  (en especial sus dientes) fueron hallados en yacimientos arqueológicos. La especie fue bautizada en homenaje de su descubridor, el Técnico y Curador Galileo Juan Scaglia, Ex-director del Museo de Ciencias Naturales de Mar del Plata. Este lobo prehistórico guarda semejanza con sus actuales representantes pero era mas corpulento. Es probable de que fuera mas carroñero que cazador, ya que su estructura ósea no estaba tan especializada para las carreras y persecuciones de las presas. Debieron competir con formas depredadoras mas especializadas del Pleistoceno, como los grandes felinos. Algunos restos importantes de este genero fueron hallados en la zona limítrofe entre los Partidos de Gral. Pueyrredon y Mar Chiquita, Provincia de Buenos Aires.


Smilodon populator. Lund, 1842.
Smilodon Smilodon Smilodon Smilodon Smilodon Smilodon Smilod Smilodon Smilodon Smilodon Smilodon

Reconstrucción en vivo de Smilodon. Por el dibujante Daniel Boh.

Cráneo  y Mandíbula de Smilodon populator.

 

Esqueleto en el Museo de Ciencias Naturales de Mar del Plata, montado por Marcelo Castillo y Alejandro Dondas.

         

 

 

Cráneo y mandíbula exhibida en el Museo de Mar del Plata. Foto de Juan L Farina.

 

El técnico Mariano Magnussen Saffer, con un cráneo del Museo Municipal Punta Hermengo de la ciudad de Miramar.

 

El paleontólogo Fernando Novas junto al esqueleto de un Smilodon en el MACN.

Mamífero Carnívoro. Fue el mamífero carnívoro mas importante del Pleistoceno Sudamericano. El Smilodon es mas conocido por el significado de su nombre (Dientes de sable). Pertenecía a la subfamilia Machaerodontinae, originada en América del norte durante el Oligoceno inferior, hace 40 millones de años. Sus caninos tenían unos 20 cm de largo, abriendo sus mandíbulas a unos 120º. Superaba en fuerza y tamaño a cualquier felino viviente. Su masa corporal era de unos 300 kilos y su fuerza duplicaba a la del tigre actual. Realizaba carreras cortas y rápidas, acechando a sus presas, apuñalando con sus largos caninos, infligiendo una inserción en el cuello, que al interrumpir el flujo de sangre al cerebro, la victima moría a los pocos metros. Las características de sus huesos nasales le otorgaban la propiedad de emitir un rugido potente, como lo hacen el león y el yaguareté. Asimismo se le asigna, conjeturalmente, un pelaje con manchas, como el que ostentan aquellos felinos que cazan acechando en los bordes de los montes, donde esa característica les permite pasar inadvertidos entre el sombreado del follaje. La extinción de esta famosa maquita de matar esta asociada a la desaparición de los gigantescos mamíferos de este periodo, en el marco de un proceso universal de características complejas. En las fotografía de arriba (a la izquierda) se puede observar un cráneo de Smilodon.


Arctotherium latidens. Bravard in Gervais y Ameghino, 1880.         
     

Cráneo sustraído del Museo Punta Hermengo de Miramar. Al lado, el director de la presente Web con un cráneo de la colección del Museo de Cs Naturales de Mar del Plata.

Reconstrucción en vivo de Arctotherium, por el dibujante y paleoartista Daniel Boh.

     

 

El oso Arctotherium candiotti, que constituye el mayor exponente -tanto fósil como viviente- de la familia Ursidae, se conoce, como muchos otros fósiles, a partir de restos hallados en excavaciones realizadas en la ciudad de Buenos Aires en el MACN.

 

El prestigioso investigador Leopoldo Soibelzon, del Museo de La Plata, compara el humero del oso gigante Arctotherium angustidens con el humero de un elefante actual.

Mamífero Carnívoro. Este llamativo animal pertenece a la fauna que emigro desde América del norte, llegando hace un millón de años a la parte sur de Sudamérica. Su talla era similar a la de un "oso pardo" contemporáneo. Su masa corporal es de 250 kilos. Como los "Ursidos" en general, su alimentación era omnívora y comía de todo, desde pequeños mamíferos, peces, insectos, huevos, frutos, carroña y animales moribundos. Su dentadura refleja esta dieta amplia, con incisivos no especializados, caninos cortos y circulares, premolares reducidos, molares anchos y planos con la cúspide redondeada. Recientemente se hallo en Mar del Plata algo inédito. Fue descubrimiento de una enorme cueva de Scelidotherium (ver mas arriba), donde se encontrarían invernando una hembra adultas con dos crías de 15 meses de edad, encontrando la muerte cuando el techo de la enorme madriguera sede, dejándolos atrapados, con poco oxigeno. Se extinguió antes del final del Pleistoceno. A comienzos de 2011, el prestigioso investigador Leopoldo Soibelzon, del Museo de La Plata, presenta un ejemplar del oso más grande que ha habitado la Tierra, de la especie 'Arctotherium angustidens', que de pie medía tres metros y en la balanza pesaba más de 1,5 toneladas. En la década de los años 30 del siglo pasado fue construido en La Plata el hospital San Juan de Dios de La Plata, ubicado en las calles 25 y 70, y durante el movimiento de tierras aparecieron los restos del mamífero gigante. Estaban a 9,6 metros de profundidad y fueron a parar al almacén del Museo, abarrotado de piezas.


Theriodictis platensis. Mercerat, 1891.

Excelentes ejemplares de Theriodictis platensis en el Museo Paleontológico de San Pedro.

Mamífero Carnívoro. Fue un interesante canido de grandes dimensiones, que llego en el gran intercambio faunistico americano, encontrándoselo en el pleistoceno de América del sur, especialmente en la región pampeana. Fue descripto por primera vez por Mercerat en 1891, y posteriormente por Kraglievich y Berman. De este ejemplar se reconocen numerosos ejemplares. Las principales piezas de interés proceden de la localidad de Santa Clara del Mar, inmediaciones de Mar del Plata, y el ejemplar mas completo de la especie, fue hallado en sedimentos del ensenadense de San Pedro, provincia de Buenos Aires, pero también se lo registra en otras veintena de localidades. Así mismo, recientemente se lo reconoce a Theriodictis, como un representante único del ensenadense. Este singular animal, fue un carnívoro que se alimentaba de animales como Mesotherium y Tapirus, que por lo general aparecen asociados a estos últimos. La antigüedad de estos ejemplares es de aproximadamente 780 mil años.


Stegomastodon platensis.   Ameghino, 1888.
     

Cráneo exhibido en el Museo Argentino de Ciencias Naturales de Buenos Aires.

Rama mandibular del Museo de Miramar.

Cráneo de Stegomastodonte en el Museo de Moreno.

     

 

 

Reconstrucción de Daniel Boh.

Tibia de Stegomastodonte.

Cráneo en el Museo de La Plata.

     

 

El Lic Mariano Magnussen Saffer, junto al resto mandibular, en el Museo Paleoantropologico de la ciudad de Termas de Rió Hondo.

 

Fragmento del cráneo de un Stegomastodonte, en el Museo Historico de la ciudad de Termas de Rió Hondo.

Mamífero Proboscideo. Era un megamamifero que emigro desde el norte en "El gran cambio biótico Americano", encontrando en América del sur un nuevo lugar para expandirse, siendo la actual Provincia de Buenos Aires la zona mas austral del mundo en su expansión geográfica. Fue un Proboscideo (que posee trompa) al igual que el extinto Mamut y el actual elefante. Era herbívoro y llegaron a tener una masa corporal de 4 toneladas. Si bien los paleontólogos no pudieron hallar esqueletos completos, señalan que tenia mas de 3 metros de alto. Habitaron lugares abiertos y pantanosos, donde sus huesos se iban incorporando al sedimento a medida que morían.


Hippidion principale. Lund, 1945.
     

Cráneo depositado en el Museo de Ciencias Naturales Lorenzo Scaglia de Mar del Plata.

 

Reconstrucción de caballo americano extinguido. Por el dibujante y museologo Daniel Boh.

Cráneo de Onohipidium, en el Museo de Miramar. Al lado, esqueleto de Hippidion en el MACN.

 

Mamífero Ungulado. Es otro mamífero aloctono, que llego a Sudamérica a principios del Pleistoceno. Era un primitivo caballo, el cual se extinguió poco antes de la llegada de los primeros colonos sin dejar representantes vivientes, siendo reemplazado por el caballo europeo. Era similar al caballo domestico, pero algo mas bajo y rechoncho, con extremidades cortas. Su cráneo presenta unos huesos nasales algo alargados y pronunciados que las formas vivientes. Su peso pudo ser de 400 kilos. Se han hallado numerosos esqueletos bien preservados.


Paleolama weddellii. Gervais y Ameghino, 1880.
         
   
Fragmento de maxilar.   Icnita (huella) de Lama.   Reconstrucción en vivo.

Mamífero Ungulado. Es un camélido oriundo de América del norte que llegaron a la nuestras praderas hace mas de 1,5 millones de años. Su apariencia era semejante a la de una llama o guanaco contemporáneo, pero su altura superaba la de un camello viviente de Asia y África. Se alimentaba principalmente del pastoreo y sus restos son muy abundantes en la Provincia de Buenos Aires hasta hace unos 8 mil años, quedando reemplazados por los géneros vivientes, los cuales después del siglo XVII desaparecieron completamente de la región pampeana sobreviviendo en las estepas patagónicas. Su peso estimado es de 1 tonelada.


Fuente: Sitio Web "Miramar Prehistórica - Paleontología del Cenozoico tardío

 
fosiles Pleistoceno fosiles Pleistoceno fosiles Pleistoceno fosiles Pleistoceno fosiles Pleistoceno fosiles Pleistoceno fosiles
Ver otros continentes en el mismo Periodo Geológico

pleistoceno argentina pleistoceno argentina pleistoceno argentina pleistoceno argentina pleistoceno argentina pleistoceno

Usted es el visitante numero que consulta esta sección.


En tu hogar

Formato PDF

Archivo

Tu Homepage

En tu mail

En tu PDA
Bajar Zip   Imprimir
RSS

Volver a la Pagina Anterior 

^ Arriba

Pagina Principal del Grupo Paleo

Principal PaleoArgentina Agregar en Mis Favoritos Contáctese a PaleoArgentina

Copyright  ©  2001 - PaleoArgentina Web. Realizado en la ciudad Miramar, Provincia de  Buenos Aires, Republica Argentina. Todos los derechos reservados. Diseño y Administración: Mariano Magnussen Saffer, www.grupopaleo.com.ar/paleoargentina/.

 

 

A estas empresas, instituciones, fundaciones y particulares, les interesa la preservación y la divulgación de la ciencia y el desarrollo de nuestro país. Gracias a ellos seguimos en la red.

Política de privacidad   Objetivos   Declaración de responsabilidad   Aviso Legal   Colaboraciones   Contactos   Salir

 

En tu Facebook

se el primero de tus amigos

 
 

It selects Language

 

+  idiomas / + Language